lunes, 13 de febrero de 2017

Yo la nueva modelo II ¿El cuerpo de Mamá?


la cabeza aun me dolia, pero sin pensarlo dije “vamos rápido golpeemos nuestras cabezas”, al verme tambalear creyendo me sentía mal dijo “no tim” pero lo que realmente no sabia es que me era muy difícil balancearme el peso de mis nuevos pechos era incontrolable, mis caderas habían crecido y mis piernas eran mas grandes a lo que dije “me siento bien vamos regresemos a nuestros cuerpos”, la verdad la sensación de ser mujer no me gustaba para nada, ella se quedo callada mirándome un poco, “no tim, no intercambiaremos cuerpos hoy, creo que aun estas mal, además no sabemos si el golpe fue grave, será mejor ir al medico”, inmediatamente pensé y cuando lleguemos que diremos, nos preguntaran como sucedió, “y que piensas decir?, disculpe doctor mi hijo y yo chocamos nuestras cabezas y ahora el tiene mi cuerpo?, vamos mama intentémoslo”, quien sabe que pasaría por la cabeza de mama ese momento y sugirió, “tim esto no puede ser coincidencia, que te parece si hacemos algo”, “que cosa” pregunte, “por el día de hoy tu conservaras mi cuerpo y yo el tuyo, mañana intentaremos intercambiar”, “pero que dices mama, debes estar bromeando”, “no tim es enserio, piensa un momento nuestros cráneos están sensibles, tal vez no soportemos otro golpe, además creo que es un ocasión perfecta para conocerte mejor, que forma mas efectiva que siendo tu”, sabia que mi madre tenia ideas raras pero esto era una locura, al ver mi cara de desacuerdo dijo “mira tim, si lo haces dejare que juegues un poco con el cuerpo de mama…… dime no tienes curiosidad”, ella sabia como negociar, sabia que las chicas me atraían mucho, pero aun no me convencía, así que agrego “además podrás ver una chica totalmente desnuda, o mejor dicho mujer y bien que dices?, por que si no quieres pues……. Intentamos intercambiar”, esa frase fue como la palabra mágica para el si, “ok ok acepto, me quedo con tu cuerpo, pero solo por curiosidad, por que me lo ofreces de esta manera”, “pues por que eres mi hijo, se que no lastimarías el cuerpo de tu madre, así que estoy tranquila, pero si tienes dudas, puedo contestarlas”, acercando una mano a uno de mis pechos dije “ entonces puedo tocar”, “ por supuesto tim tócalas cuanto quieras, presiónalas, o hasta pellízcalas, además ahora que lo pienso si te lastimas te dolerá a ti y no a mi”, las levante con ambas manos gentilmente sintiendo como si fueran dos enormes bolas pegadas a mi, no se sentía mal, pero lo diminuto del bikini me hacia sentir como decirlo incomodo, así que mama sugirió volviésemos a casa, juntamos las cosas y las subimos al auto, el brincar de mis senos me tenia distraído, mama al ver esto a manera de broma dijo “tim pon mas atención en el camino y menos en tus pechos”, “es que brincan mucho es difícil no hacerles caso” ya en el auto tome mi playera pero cuando iba a ponerla mi madre dice “hey tim creo que eso me pertenece, esto es tuyo” dándome la blusa blanca y los jeans que traía puestos” como pude me puse la blusa, aunque el pantalón era muy ajustado no molestaba, era como si mi cuerpo se amoldara perfectamente, solo que pues era extraño, mi madre pregunto “tim sabes manejar?”, poco conteste “que alivio, por que tu nos llevaras a casa”, grandioso pensé, al subir al auto las medidas eran diferentes, mi caderas eran mucho mas grandes mi trasero cómodo como si estuviera flotando, como pude llegue a casa, dejo que me adelantara un poco para verme desde atrás diciéndome un piropo “tim que bonito trasero tienes”, ella bromeaba conmigo era increíble, nunca hablábamos tan fluidamente, entonces decidí seguir la corriente de la conversación, tocando mi gran trasero le dije “si es un trasero hermoso, me lo presto mama para salir esta noche a lucirlo”, a lo que contesto “por supuesto solo recuerda llevar condones, por si deseas tener sexo”, “no es cierto lo ultimo verdad?”, “tener sexo, si claro se que eres un chico responsable, solo lo diré una vez, eres mujer disfruta mi cuerpo mientras puedas por que jamás te lo volveré a prestar”, no podía esperar entrar a casa para explorar mi cuerpo, por un momento pensé pero este cuerpo es de mama, pero en el otro como siempre viendo el mejor lado, pero ella me lo presto, ya dentro de la casa me dirigí directo a su habitación a verme en el espejo de cuerpo completo, es grandioso, es mi madre pero realmente tiene el cuerpo mas caliente que he visto, aun indeciso me dirigí a buscar a mi madre, no estaba abajo, pensé mi cuarto, cuando entre ella miraba una revista porno, sin saber que decir, la mire pensando me gane un regaño indiscutiblemente, al verme dijo “que sucede tim… oh es por la revista, siempre he sabido que tienes”, “enserio? Y por que no dijiste nada?”, “yo entiendo que eres un chico, además si vieras revistas de hombres desnudos si me preocuparía, además siempre te lo he dicho el sexo no es malo, ahora dime algo”, “que cosa” conteste, “que sientes cuando te masturbas?”, “por que?”, “ pues quiero hacerlo tengo un pene, toda mi vida me han introducido penes, y se siente fantástico, pero tengo la duda, vamos ayúdame como le hago”, “pues solo… que digo porque… no”, “oye hijo, yo te permití jugar con el cuerpo de mama, es mas tal vez hasta sexo podrías tener si quisieras, creo que es justo que mínimo me ayudes en esto”, ella tenia razón, “ok no te muevas te enseñare”, me senté junto a ella, baje el cierre de su pantalón, saque el pene de su bóxer tomándolo con una mano, “bien ma, mira la revista e imagina que esas chicas están aquí pidiendo que las hagas tuyas”, comencé a jalar su pene poco a poco así se le puso duro, “wow es increíble es realmente diferente la sensación, sigue tim”, pero a los pocos minutos, puff eyaculo en mi mano, tenia toda la mano pegajosa, debía lavarla “debo lavarme las manos”, “ok tim”, “tu solo sigue así” le dije, de camino a la puerta “tim, si quieres siéntete libre de probarte mi ropa, veras es divertido”, Salí y lave mis manos me dirigí al cuarto de mama esos senos no paraban de mecerse, primero decidí conocerme un poco mas de cerca, retire mi blusa, carajo pensé que par de pechos, mi pezón era como de 9cm, pensé si así están normales como se me verán las altas, ósea los pechos erectos, quite el top y wow, eran un mundo diferente, el aire en ellos los puso un poco duros, mire al espejo y dije, “pero que buen pedazo de carne soy” quite mi pantalón, el vacio que había dejado mi pene me hacia sentir como desprotegido, lleve una mano ahí, era plano, retire la tanga y miren eso es una panocha peludita, en lo personal no me gustaban peludas pero verla así en vivo y en directo, era una sensación embriagante, me di media vuelta para ver mi trasero, “pensé oh…. Creo que nunca volveré a ver a mi madre igual, desde hoy será la mas caliente de todas”, el cuerpo de mi madre era perfecto, pechos grandes, una pequeña cinturita, cara perfecta, caderas grandes piernas bien torneadas era como hecha a mano, y pensar que el cuerpo de mi madre era totalmente mío para hacer con el lo que quisiera,

No hay comentarios.:

Publicar un comentario